28 oct. 2019

RESEÑA | CUEVA, JORGE ÁVILA



SIETE PISOS · 2019 · NARRATIVA · AUTOCONCLUSIVO

Más allá de que la crítica haya realzado su faceta intelectual, Cueva es una historia profunda, de cuatro jóvenes que deciden cambiar radicalmente sus vidas. Hastiados de una sociedad que cosifica al ser humano, deciden encerrarse en un piso y transformarlo en caverna prehistórica. Allí llevarán a cabo una regresión de hábitos y de pensamiento, bajo la convicción de que el contacto con las sensaciones más primarias, con el pretendido origen del ser, les devolverá un sentido a sus vidas.
Las frecuentes reflexiones que enriquecen la trama nos recuerdan, por momentos, a aquellas novelas intelectuales que hoy día añoramos, acechados, como nos vemos, por tanta superficialidad de contenidos. Pero Cuevaes sobre todo una novela de intensidad literaria, de una expresividad linguística capaz de conformar la idiosincrasia de los personajes y reflejar el carácter turbador e inusitado de sus vivencias.
Quien conozca a Jorge Ávila por sus intensos cuentos, constatará en Cueva su habilidad para combinar trama y psicología, expresividad y sutileza poética.

LINK DE LA EDITORIAL

➺➺➺➺➺


Cueva es un libro muy distinto a lo que suelo leer habitualmente. Por eso, no dudé en lanzarme a abrir sus páginas. De vez en cuando, me gusta salir de mi zona de confort, leer historias diferentes, apostar por editoriales independientes y descubrir lecturas nuevas a las que no estoy acostumbrada. Así que, mil gracias a la Editorial Siete Pisos por ofrecerme y enviarme este ejemplar.

El hombre ha dejado de ser hombre para convertirse en un producto de la sociedad, que decide como ha de ser, estar y vivir en ella. Un viaje en tren, un vagón vacío y un paisaje que se desvirtualiza tras la ventanilla, lleva a uno de los personajes a buscar una salida y crear la cueva, un piso donde cuatro jóvenes convivirán como si de una caverna prehistórica se tratase, volviendo a entrar en contacto con las sensaciones más primitivas del ser, creando un núcleo de vida alternativo al estrés diario. 

La trama me parece de lo más interesante, podría tratarse de esa crisis existencial de la búsqueda de un modo de vida pleno, cuatro personas que coinciden en su propia búsqueda y se acompañan en la soledad que esta conlleva, dejan de lado un comportamiento superficial y se adentran en lo más hondo de su ser para hallarse a sí mismos. Quizás, me ha faltado empatizar un poco más con los personajes, si se presentasen con una edad más avanzada, más experiencias vitales, me habrían calado por completo. No obstante, soy consciente de que el valor literario de la novela reside en el carácter reflexivo de los protagonistas y le aporta ese toque distintivo que la convierte en una lectura atípica y original en mis estanterías.

Desde el inicio, el estilo de su autor me fascinó. Hacía tiempo que no leía una narrativa tan intensa, cuidada, detallada y en la que cada palabra parece escogida concienzudamente para crear la belleza de su narración. Me ha sorprendido muy gratamente y me ha tenido enganchada a sus páginas, adorando cada párrafo, cada frase e incluso cada punto. Ha sido todo un placer leerlo.

En definitiva, me ha encantado el tema central de la novela o, al menos, el que yo he interpretado; como los personajes se relacionan entre sí, unidos por ese nuevo núcleo que han creado donde solo conviven ellos cuatro. Me parece una historia original, muy cuidada, bien tratada y perfectamente narrada. La edición del libro es igualmente bonita y, mi primera experiencia con su editorial, ha sido fantástica. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario