LA HORA DEL TÉ CON LEO MAZZOLA

¡Hola, hola!

Si has indagado últimamente un poco por el blog, habrás visto la nueva sección bajo la cabecera, llamada La hora del té. Si quieres saber sobre qué trata, te invito a hacer click sobre ella y prepararte una buena taza de té porque... ¡empezamos!

Mi primer invitado al salón de té literario ha sido Leo Mazzola. Hace unos meses, sacó su cuarta novela Sueños de Luna de la que os hablaré muy pronto, y se puso en contacto conmigo para que pudiese leerla. Pero antes de eso, le mandé una bonita invitación para que pudiésemos conocer quién se esconde tras el libro. 

Así que, esta tarde he puesto la tetera al fuego y he encendido el horno. He sacado mis mejores tazas y he colocado un jarrón de nomeolvides en el centro de la mesa. Cuando Leo ha llegado, yo ya tenía varias preguntas en la cabeza...

¿Quieres saber qué me ha contado?
¡Sigue leyendo!


1. ¿Siempre quiso ser escritor o comenzó dedicándose a otra profesión?
Yo soy arquitecto, esa es mi verdadera profesión. A partir de la crisis del 2008 el trabajo en mi sector se ha visto muy reducido, lo que me ha permitido desarrollar una afición que llevaba latente en mi interior.
2. ¿Cómo surgió la idea de escribir Sueños de Luna?
Fue precisamente debido a un sueño. Estaba barajando diversas ideas para escribir una próxima novela cuando una noche soñé algo extraño, una especie de pesadilla pero en la que también había momentos que se me antojaban de felicidad. Lo cierto es que poco después de despertarme apenas recordaba nada, salvo la difusa imagen de una mujer que me resultó desconocida, o eso me pareció. A partir de ahí empecé a crear la historia de la novela.
3. Sueños de Luna es su cuarta novela dentro del género romántico, por lo general, más ligado a las mujeres. ¿Cree que le ha sido más difícil acceder al mercado con sus historias por ser hombre? Es más, corren muchas polémicas sobre el género, ¿cree que está peor valorado que otros dentro del mercado?
Respecto a la primera pregunta, no me ha sido más difícil acceder, ni me he sentido discriminado por las compañeras de género, muy al contrario, me han acogido muy bien. Otra cuestión son los lectores. Yo lo tengo muy claro en ese aspecto. La inmensa mayoría de lectores de este género son mujeres, y si una lectora ve dos libros con títulos sugerentes, dos portadas igualmente atractivas y sinopsis interesantes, pero uno de los dos está escrito por un hombre y el otro por una mujer, se inclinará antes por comprar el de la autora.
No es algo que me extrañe, como tampoco obedece a una actitud feminista, simplemente me parece lógico que la lectora piense que una mujer sabrá reflejar mejor, con mayor sensibilidad, una historia de amor, y sobre todo, interpretar mejor a la protagonista femenina de la novela. Esto no ocurre en otros géneros, como la novela negra, la histórica, la de ciencia ficción, aventuras, etc., pero sí en el romántico. Y precisamente pienso así por los comentarios que las propias lectoras hacen de mis novelas, sorprendiéndose de que pueda llegar a entender y dibujar tan bien al personaje femenino.  
En cuanto a la segunda pregunta, por supuesto que sí, está peor valorado, y llevará mucho tiempo cambiar esa percepción. La calidad literaria de una obra no tiene nada que ver con el género, pero en nuestro caso esa es la percepción que se tiene de él. Paciencia, no queda otra.
4. ¿Tiene algún método de trabajo concreto o depende de la historia que desea escribir? 
Empecé sin método. Mis dos primeras novelas, la bilogía Amores Prohibidos (Diario de un hombre), las escribí sin apenas esquema previo. También es cierto que tenía muy claro qué es lo que quería contar y cómo, no en vano estas novelas se alimentan de vivencias personales, así que apenas tuve que documentarme ni que imaginar y dibujar personajes. 
Ya a partir de la siguiente, Atrapada en Venecia, al igual que en esta última, Sueños de Luna, he planteado una idea inicial y desde ahí he ido construyendo una trama y creando a los personajes. Todo eso requiere una planificación previa, y más aún si, como es mi caso, quieres que exista también la intriga y el suspense.
5. Por lo que he podido ir comprobando el libro no es solo ficción, sino que posee una gran carga de documentación previa, ¿cómo se vive esta fase?
Con interés, y con cierta inquietud también. Puedes investigar hechos históricos, como en mi novela anterior, Atrapada en Venecia, tanto sobre las claves esotéricas que encierra esta inigualable ciudad, como sobre las sociedades secretas de origen medieval que aún permanecen en su seno. Es un trabajo laborioso, y muy interesante por el conocimiento que te aporta. 
En el caso de Sueños de Luna, me resultó más complicado porque debía construir unos personajes importantes dentro de la trama como son el psicólogo, el psiquiatra, y dos psicoanalistas, y todos ellos debían resultar creíbles. Esto me obligó a investigar y aprender sobre terapias, técnicas y comportamientos asociados a tratamientos psicológicos, tanto para superar fuertes traumas emocionales, como para la interpretación de los sueños y su patología. Me resultó muy interesante y espero que si algún psicólogo lee mi novela, encuentre convincentes a estos personajes. En cuanto a Egipto... he tenido la fortuna de visitarlo, y, por tanto, documentarme in situ, como también hice en su momento sobre Venecia.
6. ¿Busca inspiración en otros autores? ¿Qué libros o escritores nos recomendaría?
Soy reacio a nombrar libros o autores. Todos y cada uno de ellos ha dejado su huella en mí, y de todos ellos habré aprendido. Antes de decidirme a escribir solía leer libros de autores conocidos, o muy recomendados. En estos últimos años me he centrado más en autoras del género romántico, muchas de ellas autopublicadas, y me he encontrado con auténticas joyas. Nombrar alguna en detrimento de las demás, no me parece justo.
7. ¿Tiene nuevos proyectos a la vista?
Pues escribir una nueva novela pero aún estoy en una fase muy inicial, la de lluvia de ideas.
8. ¿Algo más que quiera contarnos?
Tan solo comentar que si leer es fundamental para cualquier persona, el hecho de escribir también proporciona un innegable efecto terapéutico para quien lo hace. Yo superé un fuerte trauma emocional gracias a la escritura, así que animo a todo el mundo a que coja un teclado, o simplemente papel y bolígrafo, y que escriba. Da igual si son relatos, reflexiones, un diario, un cuento o una novela. Lo importante es expresarse, dejar constancia de aquello que en un determinado momento pensamos y sentimos. Os aseguro que leer después aquello que habéis escrito, os sorprenderá. 
Y por último darte las gracias, Noemí, por esta excelente oportunidad de darme a conocer ante los seguidores de tu blog. Para autores indie como es mi caso, resulta fundamental tener este tipo de visibilidad. Un fuerte abrazo y hasta pronto.
 Leo Mazzola, 25.01.2019


Y hasta aquí mi pequeña pero interesantísima conversación con Leo. ¿Te ha gustado saber un poco más sobre él? Seguro que todo lo que me ha contado ha hecho que tengas curiosidad por Sueños de Luna. En unos días tendrás disponible la reseña, pero mientras, puedes conseguir el libro aquí abajo o seguir al autor para no perderte nada. 


4 comentarios:

  1. Gracias por la compartir esta entrevista. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme siempre.
      Espero que te haya gustado y te animes a leer la novela.
      Besos.

      Eliminar
  2. Hola!
    Muchas gracias por compartir la entrevista.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte a leerme.
      Ojalá te animes a leer la novela.
      Besos.

      Eliminar